ESTADOS ALTERADOS

INÉS MAZAS

Editado en enero 2001 bajo el aporte del Fondo Editorial Carlos Paz

PRÓLOGO

poesías

PRÓLOGO

DESVARÍOS
CONVIVENCIA
ALMA LLAMA
ASÍ TE ENCUENTRO
CHARADA
COMPAÑÍA
CONFESIÓN
CRISTIAN
DECLARACIÓN
DESPERTAR
ESENCIA
ESPERA
ESTADO DE SITIO
ESTADOS ALTERADOS
IMPOSIBLES
LABERINTO
MANIFIESTO DE TRANSPARENCIA
MOJADO
MOVIMIENTO
MUNDO MASA
MUSAS
NAVIDAD
PLEGARIA INTERNA
REALIDAD SOÑADA
REBELDÍA
RESCATE
SUFRES
TODO
TU LUGAR EN MÍ
VIAJANDO EN TREN
 

CURRICULUM

                  Escribir un prólogo supone, al menos, dos compromisos. El primero es de carácter subjetivo, porque casi siempre el prologuista, de una manera u otra, está ligado al autor. Puede ser su amigo, su maestro o su admirador; difícilmente será su enemigo. En el segundo, el vínculo se crea entre el comentarista y la obra, exento de toda afectividad.
Por una razón esencialmente ética debe primar el segundo compromiso sobre el primero y la medida de la lealtad con la verdad será la misma que exponga la relación de la obra exenta de toda parcialidad y verdad que inspiran mi análisis. La formación y personalidad de Inés Mazas y su adscripción a una juventud ansiosa de transparencia, no admitirán los vicios tan propios de esa "hipocresía victoriana" a que nos tiene acostumbrados el devenir de los escenarios culturales.
Por otra parte, el hecho de conocer la obra desde hace bastante tiempo puede demostrar que el haber aceptado prologar este libro me libera de toda circunstancialidad e improvisación apologética.
Este libro de Inés Mazas puede analizarse desde diversos puntos de vista; pero, a fuer de sincero, pienso que no debería ser contaminado con sesudas lucubraciones donde una supuesta erudición analítica intentaría ensombrecer su verdadero valor, que es el que hay que descubrir; y para esto, no hay que pensar más que en los "esenciales requisitos de existencia" del Poema, para comprobar si la Poesía ha sido aprehendida a través de los cánones del Ciclo Poético y aquél ha adquirido una autonomía que le permita supervivir a los instantes originarios de su creación tal como exige Elliot.
Forma y sustancia son los polos de una ancestral discusión entre los defensores de dos escuelas contrapuestas, que ha atemperado César Fernández Moreno en su "Introducción a la Poesía", llegando a una solución ecléctica, equilibrada y acertada, a mi entender. Los defensores de la Poesía Pura, en la que no deben incluirse "Los accidentes del ser" que tanta molestia causaran a Paul Valery, criticaron la polución de las subjetividades que resultaron ser las armas propias del vitalismo.
En la obra que nos ocupa se encuentra el equilibrio entre estas dos grandes representaciones de la historia del poema, pues Inés Mazas ha logrado conjugar la necesidad expresiva en cuanto ser con los reclamos de la Poética: ser humano movido hacia la creación consciente del arte y de su responsabilidad hacia el arte. Y es así que en cualquier parte del libro, en cualquiera de sus acciones, se hallan presentes y bien cumplidos los hitos requeridos por quienes se han dedicado al análisis del poema como resultante de una cronología cíclica: para los exigentes de las escuelas formalistas, la morfología de ESTADOS ALTERADOS es una muestra enriquecida por acentos que conforman ritmos y hacen escala en la musicalidad; acaso el primer puerto del destino poético. Y la herramienta del lenguaje se sazona con tropos y metáforas que completan la enmarcación de la poesía.
Tomo un poema al azar. "¿Cuántos colores puede tener la flor dormida de mi alma?...la calma/ la quietud de mi esperanza despiertan / en un colchón de espuma y nácar / adueñándose de mis tiempos / arreciando mis recreos / triunfando sobre todo. Ese todo / que despierta / inexorablemente."
Sustancialmente me inclino a ubicar a la autora dentro de un equilibrio que antes he mencionado entre la virtud formal, la belleza expresiva y un impulso vital que se define por la lucha por la vida. En la segunda sección del libro se encuentra la "Metáfora de Hiroshima", acaso el ejemplo más acabado de mis afirmaciones. La inteligencia de esta joven poeta se adivina en la urdimbre comunicativa y su actitud vital en la esperanza de la última línea.
Con lo afirmado, concluyo que la obra de Inés Mazas es emblemática de un mundo nuevo, en el que las penas, alegrías y esperanzas añejas son puestas al oído de quien la escucha o a los ojos de quien la lee con una acertada convivencia de la calidad literaria con el universo complejo que significa simplemente el alma de un ser que canta a la vida y que observa el mundo, acaso por aquello que manifestara W. Saroyan acerca de la misión de todos nosotros: "mi trabajo es escribir, pero mi verdadero trabajo es ser".

PEPE ARAUJO
Villa Carlos Paz, primavera 1999
cuyos ecos para el 2000 los dejo en buenas manos,
en las de Inés.

prosas y demases

Año nuevo en el futuro
Autoexamen no hipócrita
Costumbre pagana y cursi
Delirios
Para todos los que comienzan algo
Historia del Mosquito y del Sapo
Hoy
Insomnio
Juegos
Liberación
Locura crónica
Metáfora de Hiroshima
Ojos
Parcial
Quietud
Refugio de Almas
Resumen de parálisis pensante
Rutina autoimpuesta
Sueño profundo
Visión